Del fuego a la nieve en 48 horas

El mismo lugar, con sólo dos días de diferencia. Comenzó a lloviznar el sábado noche, cuando ya estábamos a punto de recoger la hoguera; y a las pocas horas nos visitaron las nieves… Salvados por la campana… Aunque el martes nos tocó apalear nieve.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *